Así fue como empezó

“La libertad no se alcanza sintiéndose bien; se alcanza siendo fiel a uno mismo.”
Deepak Chopra

Septiembre – 2010
Me gustó equivocarme, el resultado fue inesperado: conocí personas maravillosas, viví experiencias increíbles, me enseñaron cosas interesantes y aprendí que todo es mejor cuando lo haces con amor

Antes, me gustaría contextualizar un poco sobre la cita anterior. La saqué de un libro que estuve leyendo recientemente, es la primera vez que leo Deepak Chopra y debo decir que me gustó la sencillez con la que habla y expone sus experiencias y forma de vida. El libro se llama “El libro de los secretos”. En este libro expone 15 secretos para tener una vida plena y feliz, desde su perspectiva, la del autor. Al terminarlo, debo decir, que me pareció muy interesante, hubo cosas en las que estaba de acuerdo, otras no tanto, pero le hallaba sentido a lo que escribía. Me sentí identificada, especialmente, con la cita que les acabo de presentar y aunque estaba escrita en un contexto en donde se hablaba de las emociones, de reconocerlas, no censurarlas ni callarlas, creo que esa frase se aplica a todas las esferas de mi vida porque es una razón más que le sumo a lo que hago.

Yo empecé una carrera diferente de la Psicología, me di cuenta a tiempo que no estaba donde debería estar. Era una carrera que me gustaba, que sabía podía llegar a ser buena pero en la que no podía hacer lo que me salía del corazón sino que me tocaba cumplir con ciertos criterios para poder pasar el curso. Todo de afán, todo bajo presión, todo en grandes cantidades, parecía valer más 100 ideas ocurrentes que una a la que le dedicaras el tiempo, el empeño, el sustento y la importancia. Cuando empecé a llevar las cosas por cumplir con lo que pedían, a hacer mis tareas sin gusto, le estaba abriendo la puerta a la mediocridad y dejé de pensar en lo que hacía por pensar en una nota, en ese momento me di cuenta que no iba a llegar al final como quería, iba a llegar odiando mi carrera y a mí misma, de seguro hubiese odiado mi trabajo. Me estaba perdiendo.

Fue una decisión difícil, pero definitivamente la más acertada. Esa ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida y aunque amo el Diseño Industrial y de vez en cuando leo, estudio y diseño cosas para mí, lo hago con amor, paciencia y dedicación, sin embargo, la Psicología es definitivamente mi camino. Claro que hubo materias que no me gustaban y otras pocas que no les encontraba sentido, pero al final no estudiaba o hacia por la nota, siempre lo hice por gusto y porque tenía sentido. También creo que es la forma en cómo te enseñan lo que te ayuda a encontrarle mayor sentido a las cosas. Por ejemplo, cuando entré a Diseño en la entrevista de inmersión me preguntaron cómo me veía 10 años después de graduarme de la carrera y, resumiendo, dije que me veía haciendo lo que me gusta y siendo exitosa en mi carrera. Resalto la palabra exitosa porque a penas terminé de pronunciarla, los profesores que hacían la entrevista, eran dos, se echaron a reír a lo que uno me mira y me contesta al similar a lo siguiente: si crees que esta profesión te va a dar plata estas en la carrera equivocada. En ese momento no supe qué responder, no sabía que la palabra éxito era sinónimo de millonaria. Desde ese momento debí entender que estaba en el lugar equivocado, no por la carrera sino por la universidad a la que había decidido entrar y fue una señal que en su momento no entendí e hice caso omiso.

En este punto muchos se preguntarán por qué no cambié de universidad en vez de la carrera. Cuando te das cuenta que todo funciona de la misma manera, bajo los mismo criterios, notas que no importa el lugar, la historia es la misma. De todas maneras la Psicología siempre fue una opción para mí. Era el segundo programa que haría mientras estudiaba Diseño a la vez. Finalmente, cambié de carrera y de universidad, más acogedora con un campus mucho más amable con la naturaleza y aunque tenía mis desacuerdos con algunas de sus ideologías fue el mejor cambio que pude haber tenido.

Muchas cosas pasaron en el tiempo que duró mi carrera pero se los contaré en otro momento. Siento que tengo mucho que decir y mucho por compartir que este espacio no me va a alcanzar, de todas formas estaré publicando cada semana historias, anécdotas y, claramente, pronto llegaremos a los aceites esenciales.

Si te gustó y llegaste hasta el final, te invito a que compartas y nos comentes qué tal te pareció, si has pasado por situaciones similares y cómo las has resuelto, me encantaría saber más sobre mis lectores. Un abrazo para todos y recuerda:

¡Vive feliz!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: